miércoles, 4 de septiembre de 2019

Sucedió en la escuela de parapentes 3.0

Miércoles, 04 de septiembre de 2019. Esta ruta la realicé el 31 de agosto con la CRF. Realmente fue un cambio de última hora, ya que inicialmente tenía previsto otro destino hacia el oeste, pero dada la reiteración de algunos que estaba haciendo últimamente, decidí cambiar hacia otro que llevaba tiempo sin hacer.

La excusa ha sido que en la anterior ruta al mismo enclave con la Typhoon no grabé el recorrido de ascenso, realmente peculiar por su belleza y deterioro, con lo que aproveché la ocasión para hacerlo con la CRF y disfrutar de sus magníficas vistas y de las montañas cercanas.

La idea, además, era recorrer varios ramales que parten del tramo ascendente que, aunque no tiene salida, sí que se dirigen por la falda de la montaña hacia puntos que pensaba tendrían buenas perspectivas del entorno. El caso es que muchos de ellos estaban cerrados, o con accesos muy deteriorados, con lo que me conformé con subir de nuevo a la "Escuela de Parapentes" de El Palomaret disfrutando de su silencio y bellas vistas.


La CRF frente a la "escuela de parapentes" de 
El Palomaret.


En esta otra perspectiva se ve la Sierra de El Cid,
al fondo, anterior destino con la propia CRF.


Aquí se aprecia la CRF frente a "la cresta" que se
encuentra al lado de la "escuela de parapentes" y
que es visible desde gran distancia.













martes, 3 de septiembre de 2019

Donde descansa el Agudo 2.0

Martes, 03 de septiembre de 2019. El pasado 17 de agosto realicé un nuevo acercamiento al cerro de El Agudo desde una perspectiva que llevaba tiempo queriendo hacer: la cara sur, la más visible, donde se aprecia su mole en toda su inmensidad. Casi un año antes, el 18 de agosto de 2018, me acerqué a este enclave por primera vez desde el lado norte.

Puestos en faena, y a pesar de la ola de calor, me encaminé temprano con la CRF hacia la pedanía de Los Vives, donde aparqué la moto y me dirigí andando por el camino que se dirige a la base de El Agudo. En realidad, podría haber hecho el camino con la propia moto, ya que se encuentra en bastante buen estado, al menos, hasta el llamado "Aljibe de El Agudo". Poco después el camino se encuentra cerrado por una cadena, ya que es un coto privado de caza, y no es posible acceder con vehículos, a no ser que seas socio.

El camino empeora con la subida, pero sigue en relativo buen estado, aunque ya solo apto para vehículos 4x4 y motos trail. El caso es que lo subí andando, llegando hasta un recodo del mismo en el que tenía una panorámica inmejorable de "El Agudo" desde su cara sur. Desde aquí realicé varias tomas y vídeo que me permitieron apreciar la enormidad de su masa, realmente espectacular desde esa distancia.


Imagen de septiembre de 2018, en la que se aprecia
la CRF en la carretera que se dirige a la base de El Agudo.


Esta sí es una imagen del día de la ruta, en el punto
de parada desde el que inicié el camino.


El Aljibe de El Agudo, peculiar obra rural que 
daba cabida a 75.000 litros de agua.


El Agudo, de 731 m.s.n.m. en toda su inmensidad.









lunes, 2 de septiembre de 2019

Donde descansa la Peña Roja 4.0

Lunes, 02 de septiembre de 2019. Esta peripecia, en realidad, es la refundición de dos hechas con ambas motos durante el mes de agosto. El pasado 04 de agosto realicé una peripecia rural con la CRF en la que me acerqué de nuevo a la Peña Roja, y que cronológicamente, sería la 3.0. En las dos primeras ocasiones había ido con la Typhoon, así que en esta tercera le tocaba el turno a la japonesa. La idea era llegar por su cara oeste, lo más cerca posible de la base, para fotografiar y filmar el inmenso peñón que da nombre a la loma desde su parte más vistosa. El problema fue que era una hora temprana de la mañana, alrededor de las 9:30-10 horas, y el sol lo tenía justamente enfrente, con lo que todas las tomas eran a contraluz.

Visto el problema, puesta la solución, con lo que el 24 de agosto me encaminé, en esta ocasión con la Typhoon, al mismo emplazamiento, pero variando radicalmente el horario habitual de rutas. Calculé el horario de forma que llegara sobre las 19:30 horas, para así tener tiempo de acercarme y tomar instantáneas con el ocaso. En esa franja horaria los rayos del sol inciden directamente en la Peña, dejando ver unos matices rojizos característicos que le dan nombre. Había llegado la versión 4.0 de "Sucedió en la Peña Roja".

Entre las 19:30 y las 20:00 horas hice unas fotos bastante decentes de la Peña, en unas condiciones ideales de iluminación, aunque limitado por la modestia de mi equipo. Probablemente, un poco más tarde hubieran variado los matices y el color se volviera más rojizo, pero conforme avanzaba el ocaso, había una parte de la Peña que se iba cubriendo de sombra, con lo que decidí no retrasarme más en la toma de imágenes y vídeo. Quizá, hubiera quedado bastante mejor con una toma de trípode, una cámara de más calidad y tomando instantáneas cada cierto tiempo, pero eso ya lo dejo para cuando tenga más motivación para hacerlo.

En cualquier caso, objetivo cumplido. A la cuarta fue la vencida y conseguí ver el emplazamiento murciano en la mejor hora posible.


La Typhoon parada enfrente de la Peña Roja desde
el punto en que me encaminé a hacer las tomas.


Una toma en la distancia del enclave recién llegado
y con la luz del ocaso incidiendo sobre él.


Unos minutos más tarde, y con un poco de zoom, 
permiten apreciar con más detalle los matices de color.


La zona de la Peña en su máximo esplendor y
con ciertos tonos rojizos apreciables.


Este es el máximo zoom que conseguí, y la hora
más tardía: sobre las 20:00 horas. La Peña Roja
en el ocaso.








Me gusta