jueves, 7 de noviembre de 2013

Reflexiones moteras "multipropósito"

Hace unas semanas, en un foro de motos, a uno de los foreros le hizo "gracia" mi continua referencia al concepto "multipropósito". Es cierto que lo suelo usar con bastante frecuencia heredado del mundo aeronáutico, donde se hace referencia a que un avión es multipropósito cuando está preparado para operar en condiciones de "todo tiempo" y "todo servicio".

Aplicado al mundo de las motos, multipropósito sólo puede referirse a un tipo y concepto de moto: las trail. Esas motos nacidas en los últimos decenios del pasado siglo pensadas para operar tanto en asfalto como en campo, una especie de híbrido entre una moto de carretera y una de enduro.

Este concepto multipropósito, o trail, ha ido evolucionando a lo largo de los años, desde la mítica BMW R 80 GS de los años 80 hasta la actualidad, donde se materializa en las grandes maxitrail, motos enormes, pesadas, superpotentes, pensadas para recorrer medio mundo, o el mundo entero, aunque muchos de sus afortunados propietarios las usen habitualmente en ciudad o en asfalto.

En mi opinión, la moto multipropósito tiene que ser ligera y manejable. Las motos pesadas y potentes sólo están al alcance de ser explotadas por pilotos de gran corpulencia física, o suplir ésta con mucha experiencia, especialmente en conducción offroad.

Estas reflexiones vienen a cuento de que en mi trayectoria motera, siempre he tenido exclusivamente motos de asfalto. Nunca he tenido una trail ni andado en moto por caminos. Lo más parecido es los kms que he hecho en mountainbike por campo, pero claro, no es lo mismo.

Igual que, hace más de tres años, profundas reflexiones me hicieron volver al mundo de la moto, tras más de veinte años de vacío sin tener ni montar en ninguna, nuevas reflexiones me provocan la contradicción de cómo es posible que no haya tenido, ni tenga, ninguna moto trail con lo que me gusta el monte, los caminos y andar por ellos. Esto es lo que me hace plantearme, sino una sustitución de mi actual R 1200 R sí complementarla con una moto trail de media cilindrada.

Mi actual moto: R 1200 R, sólo que en color negro.
Excelente y equilibrada moto, pero exclusivamente para asfalto


Lo que también me disgustaría es deshacerme de una moto como la R 1200 R que, aunque tenga más de seis años, tiene tal grado de revisiones y mantenimiento que es una moto pensada para durar muchos años y miles de kilómetros. El debate entre la sustitución de la moto de carretera por una trail o el complementarla con una de más orientación trail lo he tenido muchos meses y, en cierta manera lo sigo teniendo, pero las alternativas no son muchas. Una vez descartadas las grandes maxitrail por el tema peso, altura y... precio, quedan las de media cilindrada. En este tipo estarían las BMW G 650/F 700 GS, Triumph Tiger 800, Transalp 700 y... poco más. Las Vstrom 650, Versys 650 y Honda NC 700/750 X, CB 500 X son motos de carretera con apariencia trail, incluso los neumáticos que montan son de carretera con lo que las descartaría. Las GSitas, Tiger y Transalp con el concepto más aproximado a moto "multipropósito", pero no hay que olvidad que son motos que, aun contenidas de altura, se acercan o superan los 200 kg. según los casos. Pienso que sólo están a su alcance razonable, caminos o pistas en buen estado, por lo que si quiero adentrarme en el mundo offroad de una manera un poco más profunda ¿Qué es lo que queda? las trail ligeras.

Hyosung Karion 125. Otra opción recomendable,
económica, robusta y versátil, pero sigue siendo una 125.


Una vez clarificada la idea de que, para aproximarme al mundo trail con el menor traumatismo posible, lo ideal es una trail ligera, queda por carificar qué entiendo por trail ligera. Durante muchos meses estuve dándole vueltas a la idea de una trail de 125, principalmente por el tema peso y por gastar lo mínimo en una moto de este tipo, propensa a caídas, roturas, llenarse de barro y polvo, vamos a un trato, digamos, más bravo que una moto de carretera. Dentro de ese concepto, barajaba la Keeway TX 125 S o la Rieju Marathon 125 AC. La primera la he visto y subido en ella, parece bastante bien hecha para ser una moto china, pero en casi todos los sitios donde preguntaba me desaconsejaban su compra, salvo en foros de la propia marca. La Rieju, sencillamente, no existe en exposición, la tenía que pedir casi por encargo y, sin verla, me parece demasiado arriesgado. Otra opción que consideré y ajustada a lo que busco es la Hyosung Karion, una moto de concepto, no sé cómo decir, más que trail, de "diversión", con sus gordos neumáticos que recuerdan a la Suzuki Van Van. Está muy bien de precio ya que supera por poco los 2000 euros y es -dicen- dura como la vida, inmutable como el tiempo y encima... económica.

Keeway TX 125 S. La opción económica para iniciarme en el off road.
Opción que barajé durante meses

Por otro lado pensé que, ya que me metía en un fregao de este tipo, porqué no meterme un poco "bien". Quiero decir, ya puestos, una 125 se puede quedar algo "corta" y si encima es de una marca con poca reputación o que puede darte problemas, puede ser el principio del fin de la entrada en el mundo trail. Estirando el presupuesto, bueno, más bien DOBLÁNDOLO, aparecen varias opciones mucho más apetecibles: Honda CRF 250 L, Kawasaki KLX 250, Rieju Tango 250, entre otras. De todas ellas, después de leer multitud de críticas y pruebas, llego a la conclusión de que la que más encaja en mi concepto es la Honda CRF 250 L: contenido peso, probado motor, calidad Honda, precio ajustado para lo que recibes... realmente no veo muchas mejores alternativas, salvo el rumor, sin confirmar de una posible versión Adventure de KTM basada en el nuevo motor 390.

Honda CRF 250 L. La opción más equilibrada para entrar en el mundo offroad,
compartiendo sitio con la R 1200, aunque se me vaya un poco de presupuesto.


Así pues, si las condiciones no se tuercen, y mi calenturienta mente no me lleva a elegir alguna otra opción mejor, la japonesa puede ser mi próxima elección... ¡la primera moto trail de mi vida! ¿llegará para quedarse? Pronto lo sabremos.


2 comentarios:

  1. Buenas Jose Luís,

    te felicito por el blog. Hemos hablado ya desde el mio (sendadearena) y vuelvo a incidir en cosas que ya te he dicho. La CRF es una moto fantástica, pequeña y quizás algo limitada en carretera y si quieres hacer cosas más técnicas en campo.. Pero para el uso que tu comentas y partiendo de la base de una experiencia baja en tierra, es una perfecta moto-escuela. La KLX es muy similar, quizás algo mejor en las suspensiones y la Yamaha WR, la verdad, es algo más serio, por potencia y altura sobre todo, pero también tiene mejores prestaciones (y es más cara..).

    Yo no me desprenderia de esa preciosa BMW que tienes. Haces mucha carretera y ahí, siempre que no vayas al límite, no necesitas mucho más. La capacidad rutera que tiene no te la puede dar todo el mundo.

    Si por la razón que fuese, decidieses tener sólo una moto, piensate bien la GS 650 Sertao.. vale que es algo pesada, pero los que la tienen, hablan maravillas de ella, tanto en asfalto como fuera de él. Te diría también la Husqvarna Terra, que está a precio de derribo, allá donde tienen stock.. por que claro, y esto es una gran put***a, han dejado de fabricarla.

    Seguiremos tu elección!! (y tu blog también, of course).

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Xavi

    Muchas gracias. Tendré en cuenta tus expertos comentarios y sugerencias ya que mi experiencia en off road es CERO. Por cierto, entre ayer 8 y hoy 9 de noviembre he estado viendo casi todas las motos sobre las que tengo dudas: CRF, Karion, Van Van y TX... En líneas generales, lo que me esperaba, salvo la karion que, sinceramente, me ha decepcionado.

    A ver qué decido al final...

    Saludos

    ResponderEliminar

Me gusta