lunes, 28 de julio de 2014

Tres almendros y una TX

Domingo, 27 de julio de 2014. Ayer sábado realicé una nueva incursión por parajes bien conocidos pero que nunca me canso de visitar. Se trata de recorrer, en sentido inverso, la CV-819 que atraviesa la comarca del Montnegre, salir a la CV-810 Tibi-Jijona, para tras un fugaz paso por la CV-800 hacia la Carrasqueta, tomar la CV-780 hacia TorreManzanas.

En esta época del año, el principal problema son las altas temperaturas que castigan a moto y motorista por estas tierras del interior de Alicante. Por eso decidí salir relativamente pronto y así estar de vuelta cuando el calor es más insoportable.

Tras varias paradas para realizar fotos y disfrutar de la soledad y vastedad de estos inmensos parajes abiertos, llegué a mi destino, un solitario almendro que me sorprendió ver plagado de frutos a punto de desprenderse, a pesar del tremendo secarral y la brutal sequía que arrastra el sureste español desde hace meses. En realidad no es un único almendro, son tres los que están bastante próximos entre sí casi al comienzo del "Camí de La Torre", un interesante y bonito camino para realizar en moto trail que pasa justo al lado del "Cabeçó de TorreManzanas", uno de los picos más emblemáticos y conocidos de la zona.

En esta ocasión me recreé mirando y fotografiando los almendros silvestres con detenimiento, sus frutos, nidos y aspecto. Admiré su fortaleza, su coraje, su capacidad para sobrevivir y dar frutos en un entorno tan hostil y en una época de sequía tan dura, larga y persistente. Toda una lección para cualquier ser vivo, en especial para ese que suele tropezar, al menos, dos veces en la misma piedra, conocido como "humano".

La TX respondió, como siempre hasta ahora, con precisión, robustez y decisión. Su pequeño motor 125 4T Qianjiang KW157FMI-2B desprendía un calor más propio de un calefactor a pleno rendimiento, pero no daba muestras de fatiga, a pesar de su refrigeración por aire, las continuas subidas, cambios de marcha y paradas y arranques. Cada vez le voy cogiendo más confianza y me da la impresión de ser tan duro como sencillo y robusto.


La CV-819 que atraviesa Montnegre, dirección Tibi.


Estos parajes son los que verías en la posición en la que me
 encontraba en la  primera parada: Montnegre y el Cabeçó, al fondo.


Una de las pocas sombras del recorrido: un solitario
pino a medio camino de la CV-819, al borde de las cárcavas.


Sobrellevando el calor estival en las montañas y barrancos
de Montnegre.


Otro de mis puntos típicos de parada, en la CV-810,
entre Tibi y Jijona, con las siempre espectaculares vistas.


Bajo la escasa sombra de Melchor, el solitario almendro
que visito con frecuencia, plagado de frutos a pesar de la sequía.


Primer plano de Melchor, con su nido y lleno de 
almendras que nadie recogerá.


Gaspar, de menor tamaño y más achaparrado que Melchor
pero igualmente frondoso y lleno de frutos.


Baltasar, el más pequeño de los tres, pero demostrando,
como los otros, su esfuerzo por sobrevivir y prosperar.


Tres almendros y una TX: Melchor, Gaspar, Baltasar y
una Keeway TX 125 S en algún lugar de ninguna parte.









Me gusta