jueves, 13 de agosto de 2015

El peso del contrapeso

Jueves, 13 de agosto de 2015. Poco después de la revisión de los 8.000 km, en la que realicé el cambio del kit de transmisión -fundamentalmente- por añadirle una cadena de retenes de calidad, hice mi primera salida larga, a finales de mayo de 2015. En esta salida, perdí el contrapeso izquierdo del manillar, probablemente, por un deficiente apriete y no darme cuenta de ese detalle.

El 25 de mayo, realicé el pedido de ese contrapeso al servicio oficial Keeway, que a su vez, realizó el pedido a la sede de Keeway España, en Sant Quirtze del Vallés (Barcelona). Hasta la fecha, no he tenido noticias de la llegada de este modesto repuesto, a pesar de varias llamadas insistentes en las que se me recalcaba una y otra vez que el contrapeso había sido pedido pero que les contestaban que no lo tenían en stock, que estaba pendiente y tal y tal, y bla, bla, bla.

Cansado ya de esperar por una tontería de tal magnitud, decidí a buscar un recambio de contrapesos compatible. En realidad, la única compatibilidad que hay que mirar es que el tornillo sea de métrica 6 y los contrapesos para manillar de 22 mm. A ser posible, con un reborde interno para evitar que el derecho haga de freno al puño del gas cuando se aprieta.

No tuve que buscar mucho para encontrar unos contrapesos negros, tipo cónico, con tornillo de métrica 6 y adaptárselos a la Keeway. No caí en el detalle del reborde interior hasta que me llegaron y los monté. Si lo hacía tal y como venían, el puño del acelerador se quedaba trabado, con lo que tuve que ponerle un suplemento de cuatro arandelas de 8 mm. en cada contrapeso para compensar la falta de ese reborde y que cada contrapeso tuviera exactamente la misma distancia desde el extremo del manillar, para que fuera lo más equilibrado posible.

Cabe decir que el precio de estos contrapesos ronda los 15 euros la pareja. Son de aleación de aluminio y pesan 53 gramos, por los 163 de los originales de Keeway que son de acero macizo, auténticas piedras de acero que pueden usarse incluso como arma arrojadiza con efectos devastadores. Los tornillos que lo acompañan también son de calidad con cabeza Allen DIN 12-9 de una resistencia muy superior a los desconocidos que monta de origen la TX.

Encima, he aligerado la moto más de 200 gramos, con lo que estoy doblemente contento... Se acabó el culebrón contrapesos Keeway. "El peso del contrapeso".


Contrapesos cónicos de aleación de aluminio negro 
con tornillos de cabeza Allen DIN 12-9


Alojamiento del contrapeso en el manillar izquierdo.
La rosca es standard, con métrica 6


El pesado contrapeso de acero macizo, de 163 gramos,
en el puño derecho, huérfano desde hace más de dos meses.


A la izquierda, contrapeso y tornillo original. A la
derecha, el compatible, de aluminio y con tornillo de calidad.


Detalle inferior de los contrapesos y superior de los
tornillos. La carencia del reborde interior la tuve que
suplir con cuatro arandelas de 8 mm.


La báscula no engaña. El contrapeso original, de acero
macizo, es más de tres veces más pesado que los de aluminio.


El ligero contrapeso de aleación de aluminio pesa sólo
53 gramos. Falta por saber si menos peso son menos
vibraciones o... ¿será al revés?


Contrapeso izquierdo ya montado. Tiene una imagen,
creo, algo más deportiva y "de carretera".


Como no podía ser de otra forma, el puño derecho
debe llevar otro contrapeso de idéntico peso al izquierdo.


Detalle del conjunto de nuevos contrapesos de
aleación, ya montado. 220 gramos menos.








  

Me gusta