martes, 30 de agosto de 2016

Las 250: la cilindrada ¿ideal?

Martes, 30 de agosto de 2016. Vivimos en un mundo de apariencia y opulencia, al menos en el occidental. Trasladado al mundo de la moto, viene a querer decir que cuanto más grande, más potente y más imagen de marca tenga, mucho mejor. A base de experiencia, pasar por unas cuantas motos y si, encima, no tienes la "necesidad" de tener una moto mejor que el vecino, compañero o amigo, te das cuenta de que no hace falta tanto. Comienzas a valorar otras cosas aparte de la cilindrada y el tamaño, por ejemplo, la manejabilidad y el poco peso.


Benelli BN 251, 25 CV y 150 Kg.


En el mundo real, las exigentes y restrictivas normas de circulación en España dejan en un sinsentido las motos -y coches- de gran potencia y elevadas prestaciones. Salvo que quieras arriesgarte a perder puntos de carné y una elevada sanción, la máxima velocidad legal a la que puedes circular son 120 Km/h. A partir de ahí te la vas jugando. No digamos ya en carreteras secundarias, ciudad o caminos, todavía mucho más restringidos. Cierto es que con la tecnología y el avance en materia de seguridad de las motos y coches actuales, ese límite podría considerarse un poco "bajo". En una autovía o carretera nacional, con una moto o coche moderno, se podría circular perfectamente por encima de ese límite con seguridad. En ciertos países europeos conocidos, como Alemania, no existe límite de velocidad, sólo la recomendación de circular a un máximo de 130 Km/h. pero sólo por las autopistas o autobahn, la red de autopistas sin peaje. En España, sí que estamos limitados a los 120, con lo que nos podríamos plantear dos preguntas ¿para qué necesitamos tanta potencia? ¿porqué se fabrican vehículos que superan ampliamente las velocidades legales permitidas?


Kawasaki Z 250 SL, 28 CV y 148 Kg.


Esta introducción viene al hilo del título del tema: ¿cuál es la cilindrada ideal de una moto? Entiendo que es una pregunta muy abierta y hay tantas respuestas como personas, por eso voy a dar mi opinión personal, tras haber tenido y probado unas cuantas motos, entre las que se encuentran potencias y cilindradas ya respetables como la BMW R 1200 R de 109 CV, la Kawasaki Z 1000 de 138 CV o la Ducati Diavel 1200 de 160 potros.


Hyosung GD 250 Exiv, 28 CV y 143 Kg.


A la pregunta de cuál es la cilindrada ideal de una moto, habría que añadirle la repregunta de ¿para qué? En definitiva es el uso el que debería marcar la decisión, aspecto ciertamente discutible ya que, como sabemos, la moto es un vehículo pasional por naturaleza donde la razón poco tiene que decir. Muchas veces, nuestras decisiones están más guiadas por la atracción de un modelo en concreto, por la repercusión mediática de reportajes, anuncios o viajes de personas conocidas que por el uso al que vamos a destinar nuestra moto. Luego, te das cuenta, pero suele ser tarde. De todas formas, me vienen a la memoria dos proverbios que vienen al pelo para este tema: "Más vale arrepentirse de lo que has hecho que de lo no has hecho" y "Nadie escarmienta en cabeza ajena". Quiero decir que por mucha sensatez que pongas en la compra, si te "enmelonas" en un modelo de moto, no hay nada que hacer, por mucho que otros te digan y te aconsejen en base a su experiencia. Tienes que probarlo.


Honda CRF 250 L, 23 CV y 144 Kg.


En mi opinión, salvo que la moto se vaya a dedicar a largos viajes con acompañante y con gran capacidad de carga -que suele ser un muy pequeño porcentaje de motoristas- es suficiente con una 250. ¿Porqué digo esto? Las 250 monocilíndricas son motocicletas que cuestan muy poco más que las 125, conservando sus cualidades de extrema manejabilidad y ligereza, pero con -en muchos casos- el doble de cilindrada y potencia. Estas motocicletas permiten superar ampliamente los límites legales establecidos de velocidad máxima. ¿para qué más? Para mi son la esencia de la moto, vehículos a los que dominas tú y controlas en cualquier situación, no al revés.


Kawasaki KLX 250, 22 CV y 138 Kg.


Motocicletas con potencias centenarias, peso de más centenares, pero de kilogramos, precios de coche compacto bien equipado... Realmente ¿Hace falta tanto? o más bien ¿Nos crean la necesidad de tener tanto? ¿Cuántas veces se aprovecha ese exceso de todo? Una vez más, hay respuestas para todo, y habrá quien justifique tal opulencia en base a "más vale que sobre a que falte", es "para adelantar con seguridad", o el más justificable pero terriblemente incómodo "es para viajar a dúo con la moto cargada hasta los topes varios miles de kilómetros"... En mi criterio, sólo en este último caso podría estar justificado el exceso, pero como digo, viajar a dúo en una moto cargada hasta los topes, como que no. Eso no es disfrutar de la esencia de la moto, entendiendo por "esencia" el de montar un vehículo ligero y manejable, sintiéndote dueño en todo momento del manejo del mismo. Es forzar la situación de uso. Me viene a la cabeza el símil equivalente de viajar en un coche pequeño con cinco personas, lleno de maletas y con baca en el techo atorado de bártulos atados con cinchas... Se puede, pero no, no es lo mismo.


KTM Duke 390. No es una 250 pero es lo más parecido y 
"extremo" fabricado en serie. 44 CV para 139 Kg. en seco.


Las 250, a mi entender, tienen dos graves problemas en el mundo occidental. Por un lado, el comentado de que no son motocicletas atractivas para el motorista experimentado y con cierto poder adquisitivo: ¿dónde vas con esa moto? La tendencia natural y común del motero tradicional es ir subiendo de cilindrada, haga o no falta, y escalar en potencia hasta llegar a las 1000, o más, que suele ser la meca del motero. Mantenerte con una moto de media o baja cilindrada... es difícil de entender.


Yamaha XJ6N SP, 78 CV y 205 Kg.


Por otro lado, cuentan con el problema añadido del permiso necesario para llevarlas. Las 125 de hasta 15 CV actualmente se pueden llevar en España, y gran parte de Europa, con el carnet de coche B, convalidado, es decir, con dos años de experiencia. Sin embargo para llevar las 250 ya se necesita el A2 específico de moto. ¿Qué sucede? que muy pocos motoristas afrontan la "aventura" de sacarse el A2 para poder llevar una "modesta" 250. Normalmente quieren algo más gordo y más potente, para eso se han sacado el carnet ¿no? En definitiva, que tienen poco mercado. Sólo el de los motoristas que tienen muy claro lo que quieren y valoran otros aspectos aparte de la cilindrada, la potencia, la apariencia o la marca.


Keeway TX 125 S, 11 CV y 138 Kg.


En mi caso, tengo una Yamaha XJ6N SP de 600 cc y 78 CV que pesa 205 Kg en orden de marcha y ya me parecen muchos kilos y muchos potros. Cambiaba la mitad de la potencia por la mitad de peso.  ¿Os imagináis una 300 de 39 CV y unos 103 Kg.? Pues seguid imaginando porque no existe. Bueno, casi existe y también me tienta. Lo que pasa es que no es estrictamente una 250. Se trata de la fantástica KTM Duke 390. La Keeway TX 125 S es una 125 de 11 CV que pesa unos 138 Kg. Son muchos kilos para una 125, pero también es cierto que está muy sobredimensionada en tamaño y chasis. Aún así, comparada con la XJ6 me parece una bicicleta. Lo más gracioso de todo es que disfruto más de esta sencilla 125 trail que de la XJ6 por su relativa ligereza y extrema polivalencia. Si tuviera un poco más de motor y mejor calidad de componentes, sería mi moto ideal... Es decir, una mono trail de 250...









Me gusta