sábado, 7 de enero de 2017

Hasta siempre, mi AMIGA Yamaha XJ6

Sábado, 07 de enero de 2017. Me ha costado mucho decidirme. Creo que habrán sido como tres o cuatro veces las que he puesto a la venta la XJ6 y, finalmente, siempre me arrepentía. Llegó casi sin hacer ruido en 2014, como sustituta del bochornoso resultado de la R 1200 R. La elegí por sus buenos acabados y su fiable y agradecido motor de cuatro cilindros, un prodigio de suavidad, progresividad y agradable sonido, sencillamente, inigualable en motos de su segmento y precio, por mucho que se vendan y tengan éxito los modernos bicilíndricos que la han sustituido. Más de dos años y medio y casi 13.000 km. realizados, conviviendo la mayor parte del tiempo con la TX 125 S y simultaneando su uso. La llegada de un coche nuevo supuso un excesivo reparto de tiempo y de costes que había que amortizar. Primero fue la TX 125 S, y poco más de tres meses más tarde, la XJ6. De momento, me quedo sin moto. Es hora de replanteamiento de ideas, objetivos y esperar a la llegada de los nuevos modelos trail ligeros en la primavera de 2017. Ya veremos...


Hasta siempre, mi AMIGA Yamaha XJ6. Una amiga
de las que sabes que nunca te fallará. Dura como la
vida, e inmutable, como el tiempo...


En estos seis años y medio de recorrido motero, así de memoria, he realizado: 9.500 km con la ER6N; 19.000 km con la R 1200 R; 14.000 con la TX 125 S y 13.000 con la XJ6. Aproximadamente, y redondeando, unos 55.500 km en moto. Un cúmulo de sensaciones y experiencias que me han servido para aclarar mis gustos. Particularmente, la TX 125 S fue toda una experiencia, ya que me permitió descubrir el mundo trail y las sensaciones de circular por pistas, caminos y carreteras terciarias. Con casi total seguridad, de tener otra moto, será una trail ligera. No me atrevo a pronosticar, ya que casi nunca se han cumplido los pronósticos que he tenido en mente. Así que... el destino y el momento decidirán. De momento, sin moto, un vacío que me servirá para aclarar las ideas...


Deiotarus, motero... sin moto. A veces, conviene
no tener algo para saber si realmente lo deseas, o
lo necesitas...






Me gusta